fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Inicio
  3. Cómo Empezar un Ecommerce o Tienda Online [Guía Completa]

Cómo Empezar un Ecommerce o Tienda Online [Guía Completa]

Una de las opciones más atractivas a la hora de emprender un negocio es empezar un ecommerce o tienda online. Ya sea como alternativa a tener una tienda física o como complemento de ésta, vender productos a través de Internet ofrece muchas ventajas.

Empezar una tienda online te permite ampliar las fronteras geográficas de tu negocio, vender las 24 horas del día y reducir costes de inversión y mantenimiento.

En esta guía, veremos cada uno de los pasos que debes seguir para empezar tu ecommerce.

¿Quieres avanzar más rápido en tu camino emprendedor? Únete a Club Emprende y descubre formaciones para cada etapa de tu negocio.

12 pasos para empezar un eCommerce o Tienda Onilne

¿Quieres emprender con un ecommerce? En esta guía te acompañaremos por todo el recorrido que debes hacer para montar tu propia tienda online.

Cómo Empezar un Ecommerce o Tienda Online [Guía Completa]

🛍️ Define tu modelo de negocio

Cuando hablamos de ecommerce (o comercio electrónico) nos referimos a un negocio de venta de productos a través de Internet. Sin embargo, podemos distinguir distintos tipos de ecommerce, como por ejemplo:

Venta de productos físicos

Esto es lo más habitual. Creas una tienda online y te dedicas a vender productos de tu propia marca. Muchas veces, este tipo de negocios van de la mano de una tienda física.

Pero también hay otras alternativas interesantes que puedes considerar, como el dropshipping, que consiste en ofrecer productos de un vendedor mayorista a través de tu ecommerce, sin que necesites disponer de un inventario ni encargarte de gestionar los envíos.

Modelo de ecommerce por suscripción

En este caso, tu negocio funciona bajo un modelo de membresía. En lugar de comprar un producto puntual, los clientes pagan por una suscripción y reciben un producto con una periodicidad específica (por ejemplo, mensual o semanal). Es el caso de las cajas que contienen productos de belleza, vinos, quesos, café, comida o libros.

Por último, también puedes optar por vender productos a través de un marketplace (como Amazon, Etsy, Mercado Libre, etc).

Por otra parte, en función de quién sea el cliente de tus productos, tu tienda online podrá ser:

B2C (Business to Consumer)

Es el tipo más habitual de ecommerce, dirigidos al consumidor final.

B2B (Business to Business)

En este caso, se trata de negocios que venden productos orientados a otras empresas. Por ejemplo, insumos y repuestos para la industria, mobiliario para oficina, etc.

📝​ Analiza tu entorno y crea un plan de negocio

Contar con un plan de negocio sólido es la pieza fundamental de tu ecommerce. Para elaborarlo, tendrás que analizar tu entorno y conocer todas las variables, tanto internas como externas, que pueden influir en tu proyecto de negocio.

Variables externas

Aquí tienes que investigar tu sector y analizar a tus competidores. ¿Cuál es su oferta de productos? ¿Qué acciones están llevando a cabo para promocionar sus productos? Evalúa sus redes sociales y estudia para qué palabras clave están posicionándose.

Otro punto importante aquí es analizar la legislación vigente en tu país. ¿Qué aspectos legales regulan las tiendas online o el comercio electrónico? ¿Tienes que publicar avisos legales en tu web? ¿Qué condiciones de garantía y devolución de productos deberías aplicar? Y, por último, ¿qué política de privacidad debes aplicar con los datos personales de tus clientes? Es recomendable que busques asesoramiento profesional para todos estos aspectos.

Variables internas

Implica evaluar en profundidad tu empresa y los recursos con los que cuentas. Deberías considerar aspectos como las fuentes de financiación de tu negocio, conocer tu coste de ventas (es decir, cuánto te cuesta producir, almacenar y distribuir tus productos) y calcular cuál será tu punto de equilibrio para tener un negocio rentable.

A la hora de hacer este análisis de tu negocio y tu entorno, puede resultarte útil aplicar la herramienta DAFO, que te permitirá identificar debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Una vez que lo hayas realizado, podrás identificar cuál será la ventaja competitiva de tu negocio y, por ende, cuáles serán los puntos de diferenciación que te distinguirán de tus competidores.

Cómo Empezar un Ecommerce o Tienda Online [Guía Completa]

​🤩 Traza el perfil de tu cliente ideal

Tus clientes no son todas las personas.

Tienes que definir con precisión cuál es tu público objetivo y, dentro de él, quién es tu cliente ideal. Para esto, debes considerar aspectos como la edad, el género, en qué emplea su tiempo (si estudia, trabaja, y en qué áreas) y en dónde vive. Además, debes ir más a fondo e indagar en sus preocupaciones, los obstáculos que puede encontrar a la hora de comprar tu producto, sus necesidades e intereses. Conocer los puntos de dolor de tu cliente ideal es clave para poder diseñar tu tienda online de éxito, que te permita concretar ventas.

Una vez que lo tengas en claro, baja estos conceptos a tierra y crea uno o varios buyer personas, es decir, asigna un nombre y características concretas a ese perfil de tu cliente ideal.

💬​ Elige un nombre de marca y crea un dominio para tu ecommerce

Ahora sí, ya es momento de entrar de lleno en la creación de tu ecommerce.

Elegir el nombre de tu negocio o marca es muy importante. Si se trata de una tienda física que está dando el salto al mundo virtual, este paso no será necesario. Pero, por el contrario, si se trata de una empresa nueva, tendrás que ponerte con ello. Procura que el nombre sea atractivo, memorable y fácil de escribir.

Una vez que tengas el nombre de tu marca, es importante comprobar que esté disponible como nombre de dominio para crear la web de tu negocio. A la hora de registrar un dominio, también deberás elegir una extensión: .com, .es, .shop, etc. Si tu público objetivo está en un determinado país, quizás te convenga optar por la extensión correspondiente a ese territorio.

Muchas veces, registrar un dominio web va de la mano con el próximo paso: contratar un servicio de hosting.

💻 Contrata un servicio de hosting

Registrar tu dominio y contratar un hosting son dos inversiones que deberás realizar sí o sí para empezar tu tienda online o ecommerce.

El hosting es el lugar donde se alojará tu sitio web, por lo que debes buscar un servicio de calidad y confiable. Estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de contratar un hosting:

  • Precio
  • Ancho de banda (¡la velocidad de tu tienda online es clave!)
  • Almacenamiento (esto dependerá de la cantidad de productos que tengas a la venta en tu web)
  • Interfaz
  • Integración con otras aplicaciones
  • Servicio de atención al cliente

​🔧​ Elige una plataforma o software para crear tu tienda online

A la hora de crear tu tienda online, existen muchas opciones disponibles en el mercado.

Puedes crear tu propio sitio web en WordPress e integrar una plataforma como WooCommerce o Prestashop para añadir las funciones de una tienda online.

O bien, puedes empezar un eCommerce Tienda Onilne en una plataforma de terceros como Shopify, que te permite crear una tienda online de forma muy intuitiva y mantenerla a cambio de una tarifa mensual.

Cómo Empezar un Ecommerce o Tienda Online [Guía Completa]

La mejor opción para tu negocio dependerá del tamaño de tu sitio web, de la cantidad de dinero que estés dispuesto a invertir y de los conocimientos técnicos con los que cuentes.

Aquí te dejamos una guía con 5 plataformas para crear tu web con tienda online.

Si decides diseñar tu propio sitio web, te recomendamos nuestro curso Crea tu Página Web, en el que aprenderás a crear tu ecommerce paso a paso usando WordPress + WooCommerce.

​✔️ Diseña tu ecommerce para una buena experiencia del usuario

Un ecommerce debe ser fácil de navegar y ofrecer una buena experiencia a los usuarios. Para eso, es necesario pensar en el diseño de los menús y la arquitectura del sitio, de manera que las personas puedan encontrar con facilidad lo que buscan.

Algunos puntos importantes que debes tener en cuenta son:

  • Ofrecer una web que se adapte a todos los dispositivos, ya que muchas personas visitarán tu tienda online desde sus smartphones o tablets.
  • Crear buenas descripciones de productos, que incluyan toda la información posible acerca de los productos que vendes en tu ecommerce.
  • Incoporar fotografías de calidad, que permitan visualizar tus productos desde diferentes ángulos.

Sigue leyendo: 13 consejos para optimizar tu ecommerce

💳​ Configura diferentes métodos de pago

Procura ofrecer diferentes métodos de pago. Cuantas más opciones tenga el usuario, más probable será que finalice la compra. Algunos de los métodos de pago que puedes añadir son: tarjetas de crédito o débito, PayPal, pago a plazos o transferencia bancaria.

Por último, es clave cuidar la seguridad de tu web para que las personas sientan confianza al realizar una compra.

📦​ Establece la logística y los métodos de envío

Empezar un ecommerce trae aparejados varios aspectos de logística que deberás resolver. Por un lado, si vendes productos propios, necesitarás encargarte del almacenamiento (¿alquilarás un almacén propio? ¿harás uso de un almacén de un partner o socio?). Luego, necesitarás contratar un software que te permita gestionar el control de stock, las ventas y envíos de tu negocio. 

¿Cómo entregarás tus productos? ¿Qué tipo de packaging utilizarás? Todas estas decisiones también te llevarán tiempo y averiguaciones, ya que tendrás que evaluar calidad y precio.

Por último, deberás establecer plazos de entrega en tu ecommerce o tienda online y definir métodos de envío. Esto también implica investigar diferentes alternativas para conseguir la mejor opción de precio y evitar que los gastos de envío se disparen al comprador. Añadir seguimiento a los envíos, por ejemplo, es algo que puede aumentar el precio pero que, al mismo tiempo, los consumidores agradecen ya así pueden saber dónde se encuentra su paquete desde que sale del almacén hasta que llega a sus manos.

configurar envíos de tu ecommerce

💲​ Fija los precios de tus productos

A la hora de poner un precio correcto a tus productos tendrás que tener en cuenta el análisis del entorno y de tus competidores que has hecho previamente. Para que tus precios sean competitivos deberás considerar el sector, la fortaleza de tu marca y las características de tus productos.

Cuando fijes el precio regular, también tendrás que tener en cuenta las campañas de promoción en las que puedes incluir algún descuento, oferta o bonificación. Algunas fechas claves donde hacer estas rebajas son las campañas de Navidad, el día de la madre y del padre, Black Friday y Cyber Monday, San Valentín, etc.

📢​ Crea un plan de marketing digital

Una vez que tu ecommerce esté en marcha, será el momento de comenzar a vender. Para contarle al mundo de tu negocio, necesitarás un plan de marketing digital. Este plan incluirá tus objetivos de marketing, las estrategias que seguirás para alcanzarlos y los canales a través de los cuáles darás a conocer tu marca.

Uno de los puntos fuertes en tu estrategia de marketing digital deberá ser trabajar el SEO de tu ecommerce. Invertir en esto desde un comienzo puede ser muy rentable. Después de todo, se trata de lograr que tu web sea visible y que las personas te encuentren a través de los motores de búsqueda.

Otro aspecto importante de marketing digital será el uso de las redes sociales, a través de las cuales puedes derivar tráfico hacia tu web y captar clientes. Muchas redes sociales como Facebook o Instagram están favoreciendo a los ecommerce en sus plataformas, creando canales desde los que poder vender desde su misma aplicación, como es el caso de Instagram Shopping.

📈​ Evalúa el rendimiento de tu ecommerce

Para saber si tus acciones están trayendo buenos resultados, es importante medir y hacer un seguimiento del rendimiento de tu ecommerce. Para esto, puedes usar herramientas como Google Search Console, Google Analytics, o SEMRush, que te permitirán conocer el tráfico que recibe tu web, los enlaces externos que recibe tu página y los resultados de las campañas de publicidad de pago.

Pero, antes que nada, tendrás que definir los KPIs de tu ecommerce, es decir, las métricas que usarás para evaluar el rendimiento de tu estrategia. Seleccionar los indicadores correctos es clave para hacer un uso adecuado de la información y no marearte con datos excesivos o «métricas de vanidad». A fin de cuentas, lo que importa es que los datos que obtengas puedan traducirse en acciones concretas para seguir mejorando tu ecommerce.

Hasta aquí nuestra guía de 12 pasos para empezar un ecommerce. Ojalá te sirva como impulso para llevar a la realidad ese proyecto que tienes en mente.

Emprender también puede ser simple. ¡Hazte miembro de Club Emprende y accede a formaciones de marketing digital que mejorarán tu negocio desde el minuto uno! 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad