fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Inicio
  3. Cómo analizar a la competencia (y por qué es importante)

Cómo analizar a la competencia (y por qué es importante)

Ya sea que decidas emprender un negocio o que ya lleves tiempo en el mercado, analizar a la competencia debería ser una parte fundamental en tu estrategia de negocio.

¿Por qué? Identificar quiénes son tus competidores y analizar sus acciones puede aportarte información muy valiosa para conseguir que tu empresa se diferencie y se destaque entre otras propuestas similares.

Hacer un análisis de la competencia te permitirá conocer en profundidad las fortalezas y debilidades de los negocios que apuntan a tu mismo nicho de mercado. Luego, con esta información, podrás encontrar tu ventaja competitiva y planificar de forma más efectiva tus próximos pasos a seguir.

¿Listo para comenzar? En este post descubrirás cómo hacer un análisis de tu competencia y cuáles son las principales razones por las que debes hacerlo con frecuencia.

Te acompañamos en todas las etapas de tu negocio, desde la idea inicial hasta cómo escalar tus ventas. ¡Apúntate a Club Emprende y profundiza tu formación en marketing y emprendimiento!

¿Qué es un análisis de la competencia?

 

qué es un análisis de la competencia

El análisis de la competencia es el proceso de investigación que lleva adelante una empresa para reconocer quiénes son sus competidores en el mercado e identificar sus puntos fuertes y débiles, así como sus estrategias y objetivos. Gracias a esto, la empresa podrá desarrollar su propio plan para posicionarse, aprovechar sus ventajas competitivas y encontrar formas de diferenciación.

Realizar un análisis de la competencia es una parte necesaria de todo plan de negocio. Desde ya, deberías realizarlo siempre que busques emprender un negocio desde cero, aunque también te servirá si te encuentras próximo a lanzar nuevos productos o servicios al mercado. Para muchas empresas, analizar a su competencia es una práctica habitual, sobre todo cuando se trata de investigar qué estrategias de marketing y SEO están poniendo en práctica sus competidores.

¿Por qué es importante analizar a la competencia?

Monitorear el comportamiento y las acciones de tus competidores te ayudará a encontrar diferentes claves de tu negocio en las que, quizás, no habías reparado. También puede ser una fuente de inspiración muy útil a la hora de crear estrategias y otros planes de acción.

Estas son las razones principales por las que vale la pena analizar a tu competencia:

  • Obtener una visión general de tu sector o nicho de mercado.
  • Conocer cuáles son las fortalezas y debilidades de tu negocio.
  • Conocer mejor a tus clientes y comprender sus necesidades.
  • Aprender a ser crítico con las acciones que llevas a cabo y analizar tu estrategia interna.
  • Encontrar mejores formas de comunicar lo que haces.
  • Entender mejor las estrategias SEO y en redes sociales de tus competidores.
  • Detectar información relevante.
  • Encontrar fuentes de inspiración.
  • Descubrir ventajas competitivas (ángulos que tus clientes no están atacando) y aprovecharlas para diferenciarte.

Cómo analizar a la competencia

Analizar a tu competencia puede ser tan simple o complejo como prefieras, en función de qué variables quieras analizar de tus competidores. Estas son algunos de los aspectos que puedes analizar:

  • Oferta de productos y servicios
  • Estrategia en redes sociales
  • Estrategia SEO
  • Precios
  • Volumen de ventas, finanzas

Ahora sí, veamos cuáles son los pasos a seguir para hacer un análisis de tu competencia.

como analizar a tu competencia

Identifica a tus competidores

¿Qué otras empresas ofrecen los mismos productos o servicios que tú en el mercado? ¿Cómo saber si debes considerarlos competidores o no? Una buena forma de conocer a tus competidores es clasificarlos en los siguientes 3 grupos:

  • Competencia directa
  • Competencia indirecta
  • Competidores terciarios

Competencia directa

Tu competencia directa son aquellas empresas que comparten el mismo segmento de mercado que tú, operan en la misma zona geográfica y ofrecen productos o servicios equivalentes a los tuyos.

Por ejemplo, si eres un fisioterapeuta deportivo y ofreces tus servicios en Madrid, tu competencia directa serán todos los profesionales que ofrezcan el mismo servicio que tú, orientado al mismo mercado, y que operen en la misma ciudad.

Competencia indirecta

Tu competencia indirecta son aquellas empresas que se dirigen al mismo mercado que tú y operan en la misma zona geográfica, pero ofrecen una alternativa a tus productos o servicios. Es decir, cubren la misma necesidad pero con productos o servicios sustitutivos (el cliente puede elegir uno u otro).

Volviendo al caso del fisioterapeuta deportivo en Madrid, tu competencia indirecta pueden ser masajistas deportivos u osteópatas, que no ofrecen el mismo servicio pero apuntan al mismo sector del mercado.

Competencia terciaria

Los competidores terciarios son empresas que, si bien no compiten de forma directa, ofrecen productos o servicios que se relacionan en cierto modo con los tuyos, pero podrían convertirse en competidores si deciden ampliar su mercado.

En el caso del fisioterapeuta deportivo, podrían ser competidores terciarios los gimnasios o centros de bienestar, que no ofrezcan el servicio de fisioterapia.

 

Una vez que identifiques a tus competidores directos, indirectos y terciarios crea un mapa de competidores y reflexiona acerca de en qué situación competitiva se encuentra tu negocio.

Crear este mapa te ayudará a visualizar dónde te encuentras y a detectar oportunidades para diferenciarte.

Algo que puede ayudarte en esta búsqueda es detectar qué palabras clave definen a tu negocio, para poder compararlas con las de tu competencia. Una web gratuita que puede ayudarte en esta investigación es SimilarWeb. Esta herramienta te permite analizar cualquier sitio web y conocer en qué países se concentran sus visitas, cuáles son las principales palabras clave para las que se posiciona y qué otras webs son sus competidores orgánicos (es decir, cuáles se posicionan para las mismas palabras clave).

Selecciona y organiza la información

Las herramientas que te permiten analizar tu competencia online pueden darte una gran cantidad de datos que podrían llegar a resultar abrumadores. Es por eso que debes seleccionar la información que necesitas conocer para definir tu estrategia.

Lo mejor para saber qué necesitas es hacerte preguntas del tipo:

  • ¿Qué redes sociales usa?
  • ¿Cuál es su reputación online?
  • ¿Qué contenidos publican?
  • ¿Qué palabras clave están usando y cuáles les proporcionan más tráfico?
  • ¿Invierte en publicidad? ¿Qué anuncios crea y qué resultados obtiene?

Analiza diferentes variables

Este es el momento de recoger datos cualitativos y cuantitativos que puedes medir y extraer conclusiones para tu negocio.

Empecemos por el análisis de las redes sociales de tus principales competidores.

Algunos datos a tener en cuenta son: número de seguidores, cuántos seguidores ganan diariamente y semanalmente, frecuencia de publicación, qué contenidos publican, el engagement de los usuarios con sus publicaciones (likes, comentarios, compartir, etc.), si interactúan con los clientes y cómo reaccionan ante comentarios nada positivos.

Si lo que queremos analizar es la estrategia SEO que usa nuestra competencia, será interesante fijarnos en estos datos: número de keywords posicionadas en primera posición de Google, cantidad de links que enlazan, el número de dominios que poseen, velocidad de carga de la web, optimización de contenidos y la arquitectura de la web.

Extrae conclusiones y encuentra tu ventaja competitiva

Ahora que ya has terminado de recopilar toda la información que necesitabas, es el momento de analizarla y sacar tus propias conclusiones. Haz un cuadro en el que puedas recopilar datos y observar con claridad cuáles son las fortalezas y las debilidades de cada uno de tus competidores.

¿Qué tienen ellos en su negocio que tú podrías tener? ¿En qué puedes destacarte que ellos no estén haciendo tan bien?

Hacer este análisis te ayudará a encontrar tu ventaja competitiva. En torno a ella deberás construir tu estrategia de posicionamiento y diferenciación.

 

Ahora que ya sabes cómo analizar a la competencia de tu negocio, ¡es momento de poner manos a la obra!

Pero antes, tal vez quieras seguir leyendo:

Y si quieres recibir lecciones súper prácticas para dar forma e impulsar tu emprendimiento, ¡apúntate a Club Emprende y descubre todas las formaciones que tenemos para tí!

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad