fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Inicio
  3. Qué es el punto de equilibrio de un negocio y cómo calcularlo

Qué es el punto de equilibrio de un negocio y cómo calcularlo

¿En qué momento comienzas a ganar dinero con tu negocio? Hay un punto exacto que determina que tu emprendimiento va por un buen camino en términos de finanzas: el punto de equilibrio.

En este artículo ‒que es parte de nuestra Guía para emprender‒, veremos qué es el punto de equilibrio y cómo puedes calcularlo.

¡Haz que tu negocio despegue! Súmate a Club Emprende y descubre formaciones nuevas cada mes para impulsar tus proyectos.

Qué es el punto de equilibrio de un negocio

que es el punto de equilibrio

El punto de equilibrio de un negocio es el momento en que los ingresos cubren los gastos fijos y variables, es decir, que no pierdes dinero con tu negocio (aunque aún no generes ganancias).

Calcular tu punto de equilibrio es clave para evaluar la rentabilidad de tu emprendimiento. De esta forma, puedes conocer con exactitud cuánto debes vender para que tu negocio genere beneficios. Además, estarás en condiciones de hacer una proyección para conocer en qué momento comenzarás a obtener los ingresos que deseas.

Al momento de crear un plan de negocio es esencial saber cuál es tu punto de equilibrio, ya que de éste dependerán otros aspectos de tu empresa, como tu estrategia de ventas y de precios.

Si conoces tu punto de equilibrio puedes planear con anticipación y definir un plan para los momentos del año en que las ventas decrecen y, por supuesto, dejar un margen por cualquier contingencia que pueda aparecer.

Aún si todavía no has iniciado tu emprendimiento, calcular el punto de equilibrio puede ayudarte a considerar qué tan rentable es tu idea de negocio y qué beneficios podría aportar.

Una vez que has establecido con precisión tu punto de equilibrio, podrás registrar y medir el crecimiento de tu proyecto a lo largo del tiempo.

¿Cómo calcular el punto de equilibrio?

 

1. Conocer tus gastos fijos y variables

 

El primer paso para calcular el punto de equilibrio de un negocio es saber a cuánto ascienden tus gastos fijos y variables.

Los gastos fijos son aquellos que se mantienen estables en el tiempo, es decir, que son previsibles. Pueden pagarse de forma mensual, semestral o anual. Algunos ejemplos de gastos fijos de un negocio pueden ser:

  • Alquiler de un local físico
  • Pago de facturas de servicios (como luz, gas e internet)
  • Salario de empleados
  • Servicios profesionales (por ejemplo, contabilidad o asesorías)
  • Aplicaciones o servicios digitales.

Los gastos variables, en cambio, son aquellos que se modifican en función del número de ventas o si la producción de tu negocio aumenta o disminuye. Por ejemplo:

  • Compra de materias primas
  • Embalaje
  • Gastos de transporte
  • Impuestos o comisiones

Los gastos variables de un negocio crecen en la medida en que aumentan las ventas.

 

calcular el punto de equilibrio

 

2. Calcular tus gastos totales

Los gastos totales son la suma de todos tus gastos fijos y variables. Si conoces este número, podrás deducir cuál es el punto de equilibrio de tu negocio.

El punto de equilibrio será aquel en el que los ingresos que genere tu negocio sean iguales a tus gastos totales.

Ingresos de tu negocio = Gastos totales (gastos fijos + gastos variables)

 

3. Punto de equilibrio por unidad

 

¿Cuántas unidades de un producto o servicio debes vender para cubrir tus gastos? Para saber ésto, debes aplicar la siguiente fórmula:

Punto de equilibrio = Gastos fijos / (Precio de venta por unidad – Gastos variable unitario)

Veámoslo con un ejemplo:

Una tienda de camisetas tiene unos gastos fijos de 3000 euros. Producir cada camiseta cuesta 15 euros (ese sería el Gasto variable unitario). Por último, cada camiseta se vende a un precio de 30 euros. ¿Cuántas camisetas deberían venderse a ese precio para alcanzar el punto de equilibrio?

3000 / (30 – 15) = 200

La tienda debería vender 200 camisetas por mes para alcanzar el punto de equilibrio. A partir de esa cifra, comenzará a generar beneficios.

Conocer el punto de equilibrio es fundamental para que tu negocio se pueda sostener en el tiempo.

Ahora que ya sabes qué es y cómo calcularlo, tal vez quieras seguir leyendo otros artículos acerca de emprender:

Únete a la comunidad de Club Emprende y descubre formaciones nuevas cada mes para hacer crecer tu negocio.

Cursos de Instituto Emprende

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad