fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Inicio
  3. 12 errores comunes al emprender (y cómo evitarlos)

12 errores comunes al emprender (y cómo evitarlos)

Emprender un negocio no es un camino de rosas. No todo sale bien a la primera, pero ¿sabes qué? Equivocarse es parte del aprendizaje. Gracias a nuestros errores podemos avanzar y alcanzar el éxito. En este artículo repasaremos algunos de los errores más comunes al emprender y te compartiremos algunas claves para que no tengas que pasar por ellos.

Si quieres avanzar de forma ágil en tu camino emprendedor, ¡únete a Club Emprende! Encontrarás formaciones accesibles y prácticas para impulsar tu negocio.

Ahora sí, veamos cuáles son esos errores más habituales al momento de emprender.

No tener un plan definido para tu negocio

Muchas personas se lanzan a emprender sin sentar bases sólidas para su negocio. Es decir, sin tener en claro qué van a ofrecer, cómo se van a financiar, qué recursos necesitan o qué plan de acción seguir para darse a conocer.

Si no sabes hacia dónde vas, ¿cómo harás para recorrer el camino?

Lo primero que debes hacer es trazar los objetivos de tu proyecto emprendedor. 

Una vez que los tengas claros, deberás pasar al siguiente paso: crear un plan de negocio. Tu plan de negocio será el documento que guiará tus pasos para que puedas conseguir tener un negocio rentable con una dirección clara.

No estudiar el mercado

Comenzar un negocio sin estudiar en profundidad el mercado es otro de los errores comunes al emprender.

Puedes tener la idea más brillante del mundo, pero eso no vale de nada si no validas tu idea en el mercado y en el contexto económico actual en el que te encuentras. Lo ideal sería tantear el producto y testearlo para ver la respuesta de las personas y saber si puede o no funcionar.

Además de conocer muy bien tu sector, es crucial hacer un análisis de tu competencia, para identificar qué otros actores existen en el mercado y cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

No controlar los costes fijos

Los números de un emprendimiento nunca son un tema fácil.

Al iniciar un negocio, es lógico arriesgar un poco más ya que probablemente cuentes con un apoyo económico. Sin embargo, con el tiempo deberías ir ajustando la estructura de costes para no acabar lleno de deudas.

Nuestra recomendación es que estudies bien los costes fijos de tu negocio, que a medio plazo pueden ser una auténtica ruina si el proyecto no arranca como creías.

Es mejor quedarte corto en un principio y luego ir creciendo, consiguiendo una oficina más espaciosa, aumentando la tarifa de tu línea móvil, comprando mejores herramientas, etc.

En definitiva, comienza por lo imprescindible y ve escalando progresivamente a medida que tu negocio crezca.

Sigue leyendo: Qué es el coste de ventas de un negocio y cómo calcularlo

controlar costes fijos

Depender de un solo cliente

Este es otro de los errores más comunes al emprender…sobre todo cuando comienzas un negocio de servicios. Normalmente será un cliente el que te dé las alas para volar y decidir dar el paso, pero no puedes depender solo de él.

Cuando esto ocurre, es posible que tiendas a sentirte más seguro y a depender de los servicios que te pida ese cliente. Sin embargo, si por cualquier razón lo pierdes, se caerá el 90% de tu proyecto.

Es importante tener un buen cliente que te dé la mayor parte de tu trabajo (sobre todo al iniciar), pero no puedes confiarte en ello: tienes que apostar por seguir creciendo con nuevos proyectos y oportunidades. Y sobre todo, tienes que enfocarte en crear un sistema que te sirva para conseguir clientes nuevos de manera contínua.

Hacerte eco de todas las críticas

No nos vamos a engañar, siempre vas a encontrar alguien que quiera criticarte por arriesgarte a emprender o porque no les guste tu idea de negocio.

El gran aprendizaje aquí es el de confiar en tu idea de negocio y en tus propias capacidades, para poder hacer frente a esos comentarios negativos (que siempre existirán) y seguir poniendo energía en tu proyecto emprendedor.

Un buen consejo que podemos darte es el de buscar rodearte de una comunidad de personas que estén en tu misma sintonía, que puedan entender tus desafíos y las decisiones que debes tomar en tu día a día, y te sirvan para crear una red de apoyo mutuo.

No invertir

Esto es algo que debes tener claro desde el minuto uno: si vas a empezar a emprender tendrás que invertir.

Hablamos de una inversión de dinero pero también de tiempo. Hasta el negocio que menos gastos tenga, necesita una mínima inversión para el proyecto.

Tendrás que contemplar invertir en herramientas de trabajo de calidad y en marketing y publicidad para dar a conocer tu negocio. Si bien hay muchas herramientas digitales al alcance de la mano que son gratuitas o tienen costos mínimos, deberás contemplar estos gastos cuando quieras dar un salto de calidad.

invertir

Compararte con tu competencia

Como hemos mencionado antes, analizar tu competencia es clave para el éxito de tu negocio. Sin embargo, deberías evitar compararte continuamente con ellos.

Siempre verás personas ahí afuera con más experiencia que tú, más recursos y más ganancias. Pero no puedes dejar que esto te bloquee o haga que tu motivación decaiga. Todos hemos empezado por algún lado.

Observa a tu competencia, sí, pero para sacar ideas o como inspiración. No te dejes engañar por la fachada perfecta. El éxito nunca llega de la noche a la mañana, siempre es el resultado de mucho esfuerzo y muchos días en los que te parece que no estás avanzando lo suficiente.

No delegar

Un proyecto o negocio requiere de multitud de gestiones y tareas que no puedes llevar adelante tú solo. Gestión de papeleos, creación de propuestas, atender al cliente, manejar a tu equipo, contratar personal, impuestos, facturas, etc.

Es imposible estar en todos los frentes de tu negocio al mismo tiempo. 

¿Y cuál es la solución? Delegar.

Confía en otros profesionales y quítate esa carga de trabajo que puede acabar con tu salud física y mental.

Aquí tienes algunas claves para aprender a delegar y para crear un equipo de trabajo.

Sin embargo, este error al emprender tiene también una contracara. Y es que, igual de grave que no delegar es delegar demasiado. Es importante no confundir delegar con desentenderse de un proyecto que tú has iniciado y por el que debes velar en todo momento.

Dejarte ganar por la impaciencia

Emprender es un camino de largo aliento. Y muchas personas abandonan antes de ver resultados por falta de paciencia.

Hay mucha gente que ha echado abajo una buena idea por no saber esperar los resultados. Quizás ni siquiera estaba trabajando lo suficiente en ello, pero el caso es que quisieron ganar de la noche al día y al final lo perdieron todo.

Un negocio tiene muchísimas piezas y lograr encajarlas puede llevar bastante tiempo. Los resultados pueden tardar en llegar, pero si confías en lo que estás haciendo, créeme que llegarán.

Emprender puede ser una montaña rusa emocional. Aquí te dejamos algunos consejos para gestionar la ansiedad y el estrés al emprender.

No establecer una rutina de trabajo saludable

Otro de los errores al emprender es el de no establecer límites claros a tus horarios de trabajo. Trabajar en un negocio propio es una tarea que no tiene fin, ¡siempre hay tanto para hacer! Nunca estarás al día y cada día aparecerán desafíos nuevos.

Pero tienes que aprender a gestionar tu flujo de tareas diario y crear momentos de descanso y esparcimiento que te ayuden a recargar energías.

Crear buenos hábitos como emprendedores es, sin dudas, una de las claves del éxito de tu negocio. Aquí te dejamos un vídeo con algunas claves para lograr esto:

No medir los resultados de tu trabajo

Por último, otro de los errores comunes al emprender es el de no medir adecuadamente los resultados de su trabajo.

Si tener objetivos es esencial, saber cómo evaluar en qué medida los estamos alcanzando es igual de importante.

¿Qué métricas usarás para medir el rendimiento de tus acciones?

 Aquí te dejamos los principales indicadores de ventas que deberías conocer.

¿Qué te ha parecido este listado de 12 errores comunes al emprender? ¿Te has visto reflejado en alguno de ellos? Creemos que son todas situaciones bastante habituales y por eso hemos querido compilarlas para intentar que te ahorres algunos obstáculos en tu camino emprendedor.

Si quieres emprender de una forma más fácil, te invitamos a ser parte de Club Emprende. ¡Ven y descubre formaciones prácticas y accesibles para cada etapa de tu negocio!

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad