fbpx

¿Qué es el ciclo de vida de un producto?

jose balandin autor blog instituto emprende

Instituto Emprende

Todo en este mundo tiene un principio y un final, es lo que se conoce como el ciclo de la vida. Nuestros productos no son ajenos al paso del tiempo y también tienen comportamientos diferentes según la etapa en la que se encuentre.

¿No sabes de qué te estamos hablando? Pues déjanos que te expliquemos qué es el ciclo de vida de un producto, algo indispensable si dentro de tu proyecto emprendedor te vas a dedicar a las ventas.

Además, te aconsejamos que eches un ojo a este artículo que también te puede servir de ayuda a la hora de Calcular el precio de un nuevo producto.

Te animamos a seguir creciendo en tu emprendimiento con nuestros Cursos, cuya prueba Gratuita está abierta ahora mismo, ¡No te la pierdas! Haz clic aquí para Probar Nuestros Cursos.

¿Qué es el Ciclo de vida de un producto y para qué sirve conocerlo?

Por el ciclo de vida de un producto entendemos esas fases que irá atravesando desde su presentación y lanzamiento al mercado hasta su retirada. Se le conoce así porque es prácticamente igual al conocido ciclo de la vida humana en la que nacemos, crecemos, nos reproducimos, envejecemos y terminamos muriendo.

que es ciclo vida del producto y para que sirve

El ciclo de vida de un producto es fundamental en el mundo del marketing y es que según en punto del ciclo en el que se encuentre nuestro producto, tendremos que trazar una u otra estrategia (competencia, rentabilidad, ventas…) para que así logre triunfar en el mercado.

Será una estrategia mejorada la que vamos a conseguir si ubicamos la fase del ciclo de vida en la que se encuentra, ya que vamos a poder responder de mejor manera a las necesidades de los consumidores en cada momento.

Entonces, ¿Qué vamos a conseguir conociendo el ciclo de vida de un producto? Concretamente, es un modelo que nos permite ver un adelanto de la evolución de las ventas que obtendrá un producto determinado.

Fases del ciclo de vida de un producto

Identificar los factores que afectan a la evolución de un producto y su demanda, como también cuánto dura cada una de las fases, será diferente en cada empresa. Todo dependerá de la capacidad de esta para adaptar su producto a nuevas necesidades de los consumidores.

fases ciclo de vida de un producto

Lo que si es igual para todos es la estructuración de las fases del ciclo de la vida, siendo un total de cuatro y que veremos de manera más amplia a continuación.

Primera fase: Introducción

Esta es la fase en la que te encontrarás cuando hayas acabado de crear tu plan de marketing y el producto haya visto la luz, estando disponible para comprar. Esta es una etapa que se caracteriza por estar plagada de miedos, riegos e incertidumbres.

Esta etapa también se caracteriza por ser la más costosa y es que es el momento en el que ocurre ese primer acercamiento entre cliente y producto, cuando más atentos tenemos que estar en los estudios de mercados previos, el desarrollo del producto, invertir en publicidad y campañas de comunicación, etc.

La demanda inicial suele ser bastante inferior a la oferta en esta fase de introducción, en el que las ventas vendrá por parte de consumidores más arriesgados o los early adopters, aquellos que asumen más riesgo a la hora de comprar y experimentar con nuevos productos.

En definitiva, esta etapa consiste en trabajar y definir el posicionamiento, además de tener que investigar el acogimiento del producto por parte del mercado. Esto es importante porque estamos a tiempo de reaccionar y reorientar las estrategias que estamos llevando a cabo.

Segunda fase: Crecimiento

Llegaremos a esta segunda etapa cuando nuestro producto consiga posicionarse en un segmento bien definido y a ser aceptado por los consumidores. Esto va a generar que las ventas, y tus beneficios, vayan en aumento.

Esto, generalmente, se debe a que los costes de fabricación se pueden reducir y esto se puede deber a diferentes factores, como tener ya cierta experiencia a la hora de crear el producto y ser más eficiente.

Aunque en esta etapa de crecimiento la competencia va a aparecer, lo cierto es que no es muy intensa. Aparecerán más competidores en tu nicho pero la clave estará en la diferenciación.

Para poder seguir avanzando en este ciclo de vida de un producto es clave que reforcemos el posicionamiento y que hagamos los cambios pertinentes que nos ayuden a adaptar el producto aún más a la demanda que está creciendo de él.

Tercera fase: Madurez

Al alcanzar la cima en cuota de mercado es cuando nos insertamos en esta tercera fase, la de madurez y su duración es la más amplia de todas las etapas de este ciclo.

Se caracteriza por un continuo aumento de las ventas, aunque a ritmo más lento que en la fase anterior y con tendencia decreciente, hasta que se estabilizan y, más tarde, se detienen.

Aquí la competencia es aún más agresiva, no solo teniendo que competir en precios sino también otros factores que son importantes para los consumidores. Finalmente, vamos a ir buscando una propuesta de valor diferenciadora que haga que los usuarios te elijan a ti.

Lo que va a determinar el éxito en esta fase es el estar atentos y anticiparse a la caída de las ventas. Antes de que esto ocurra, debemos de haber buscado otras opciones e innovaciones que hagan revivir el atractivo del producto para que las ventas se mantengan.

Cuarta fase: Declive

Todas las empresas hacen lo imposible para no llegar a este punto del ciclo de vida, aunque en muchas ocasiones es inevitable. Esto ocurre cuando las ventas comienzan a disminuir, cada vez más, y suele deberse a que el producto haya sido eclipsado por otras opciones más atractivas que cubren perfectamente con las nuevas exigencias del público.

Hay que tener mucho cuidado con estancarnos en esta etapa porque los beneficios se tornan en pérdidas y el producto puede dejar de ser rentable si no tomas las medidas adecuadas.

La mejor opción para acabar con esta etapa es la retirada del producto del mercado, ya que las probabilidades de que vuelva a subir su popularidad son muy bajas.

Aquí tienes que priorizar el minimizar la inversión y comenzar la planificación de acciones que tengan en cuenta diferentes opciones como reemplazar el producto o modificarlo, dándole un nuevo enfoque para volverlo a lanzar al mercado.

 

Ahora que ya hemos respondido a la pregunta de ¿Qué es el ciclo de la vida de un producto? Es momento de que te pongas manos a la obra y tengas esto muy en cuenta durante la planificación del marketing de tu empresa.

Y si esto te ha servido, tenemos mucho más contenido en nuestros Cursos, con los que podrás seguir haciendo crecer tu marca. ¡Pruébalos de manera Gratuita y decide si son para ti!

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad