fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Inicio
  3. Cómo saber si un producto o servicio tiene demanda en el mercado

Cómo saber si un producto o servicio tiene demanda en el mercado

Uno de los aspectos clave al emprender un negocio es analizar el mercado para identificar oportunidades y detectar nuevas necesidades dentro de él. A través de un análisis de la demanda, puedes comprender cuál es el interés de los consumidores en adquirir tus productos o servicios y tomar decisiones estratégicas para que tu negocio crezca y sea rentable.

Sigue leyendo para conocer por qué es importante hacer un análisis de la demanda, en qué momentos puede ser útil para tí y cómo realizarlo paso a paso.

Únete a Club Emprende y descubre formaciones prácticas y efectivas para aumentar la visibilidad de tu negocio y conseguir más ventas.

¿Qué es el análisis de la demanda?

El análisis de la demanda es un proceso que permite comprender y dimensionar cuál es la demanda potencial de un producto o servicio por parte de un grupo de personas en un momento específico. 

Consiste en recopilar información acerca de la industria a la que pertenece un negocio, sus clientes y sus competidores. Con estos datos, es posible entender con mayor precisión cómo funciona el mercado y qué probabilidades de éxito tiene el negocio en cuestión.

En palabras simples, el análisis de la demanda busca responder a la pregunta: ¿cuántas personas están interesadas en el producto o servicio que quiero ofrecer? Y a partir de ello, ¿cuántas de esas personas están en condiciones de adquirir ese producto o servicio?

¿Por qué es importante el análisis de la demanda de un negocio?

El análisis de la demanda proporciona una visión profunda acerca de cómo funciona el mercado y permite que puedas tomar decisiones acertadas con tu negocio.

Cuando inicias una empresa, hacer un análisis de la demanda es esencial y formará parte de tu plan de negocio. Si tienes una empresa en marcha, también te resultará útil a la hora de incorporar un nuevo producto o servicio.

En concreto, realizar un análisis de la demanda sirve para:

  • Tener una noción de las ganancias esperadas (es decir, saber si una idea de negocio puede ser rentable).
  • Definir qué estrategia de precios será más adecuada para tus productos o servicios, y qué tipo de ofertas lanzar.
  • Saber si es el momento apropiado para expandir tus operaciones comerciales y minimizar los riesgos al realizar nuevos lanzamientos.
  • Identificar en qué momentos del año habrá mayor demanda del producto o servicio y, por lo tanto, planificar las acciones correspondientes, evitando producir de forma insuficiente o excesiva.

 

que es un análisis de la demanda

Factores que inciden en la oferta y la demanda

A la hora de obtener los datos para tu análisis de la demanda, deberás tener en cuenta una serie de factores que inciden tanto en la oferta como en la demanda:

Factores que influyen en la oferta

La oferta es la cantidad de bienes y servicios que se ofrecen en el mercado. 

Los factores que pueden condicionar la oferta son:

  • El precio del bien o servicio en cuestión. En general, cuanto más alto es el precio de un determinado producto, la oferta es mayor, ya que se trata de un producto de alta rentabilidad.
  • El precio de otros productos (en particular, productos derivados, sustitutos o complementarios). Por ejemplo, el precio de un producto puede aumentar si aumenta el costo de una de sus materias primas.
  • Los costes de producción. Si fabricar un producto cuesta mucho dinero, la oferta disminuye, ya que la fabricación no resulta tan rentable.
  • La disponibilidad de los recursos. Si, por ejemplo, una materia prima comienza a escasear, se fabricarán menos productos en base a ella y la oferta disminuirá.

 

factores que influyen análisis de la demanda

Factores que influyen en la demanda

La demanda es la cantidad de personas que están dispuestas a comprar un bien o servicio.

Estas son las variables que pueden incidir en ella:

  • Los ingresos: no todos los bolsillos están preparados para comprar cualquier producto o servicio. Cada bien apunta a un target específico que tiene un ingreso medio establecido.
  • Las preferencias y gustos de los consumidores.
  • El precio de los bienes y servicios relacionados: la demanda también depende de los precios de otros bienes que pueden ser sustitutos o complementarios.
  • Las expectativas de los usuarios.
  • El número total de clientes potenciales: algunos mercados pueden ser muy específicos e hiperespecializados. Otros, por el contrario, resultan más masivos.

Cómo hacer el análisis de la demanda

Estos son los pasos que debes seguir para hacer un análisis de la demanda para tu negocio:

🎯​ Encuentra tu público objetivo

El primer paso para realizar un análisis de la demanda es tener en claro cuál es tu público objetivo en el mercado.

¿A qué grupo de personas se dirige tu producto o servicio? 

Identificar cuál es tu target te permitirá orientar todas tus acciones en la dirección adecuada.

Si ya cuentas con clientes, puedes obtener información muy valiosa a través de encuestas, que te permitan conocer las opiniones de tus clientes y medir su grado de satisfacción.

🌍​ Considera el contexto económico

El contexto económico de la región en la que opera tu negocio tendrá un impacto muy grande en el aumento y la caída de la producción de un bien o servicio.

Entender el ciclo económico (con sus diferentes fases de expansión, recesión, recuperación, etc) te permitirá tomar las decisiones más adecuadas, sobre todo cuando se trata de sacar un producto nuevo al mercado.

🧑​ Identifica el nicho de tu producto

Una vez cubiertos los puntos anteriores, es momento de ajustar el producto o servicio a un nicho, es decir a un segmento específico del mercado.

Aquí cobra gran importancia el análisis de tu competencia, ya que te permitirá encontrar una ventaja competitiva, es decir,  ciertas características de tu producto o servicio que te permitan diferenciarte y destacarte por sobre las demás opciones que existan en el mercado.

Asegúrate de estudiar diferentes aspectos de tu competencia, como sus precios, experiencia del usuario, percepción del público hacia el producto y estrategias de contenidos, entre otros.

Por último, debes tener en cuenta que las preferencias, necesidades y expectativas de los consumidores cambian a lo largo del tiempo y, por lo tanto, deberás prestar atención a su evolución. Así, podrás acompañar los cambios y mantener tu posición en el mercado. Tal vez tengas que rediseñar alguno de tus productos, añadir alguna funcionalidad nueva o, incluso, discontinuar ciertos productos y reemplazarlos con nuevos.

El análisis de la demanda no es estático. Debes mantenerlo actualizado prestando atención a las tendencias del mercado. ¿Cómo puedes estar al día? Monitereando las redes sociales, leyendo blogs, observando a influencers de tu sector, etc.

 

Como puedes ver, el análisis de la demanda es un proceso fundamental a la hora de iniciar un negocio y también, a lo largo de todo tu recorrido como emprendedor. De hecho, será necesario que vuelvas a realizarlo cada vez que te propongas insertar un nuevo producto en el mercado.

Sigue leyendo:

¿Ya conoces nuestra comunidad de emprendedores? Únete a Club Emprende y encuentra formaciones para cada etapa de tu negocio.

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad