fbpx

El poder del Storytelling para crear historias

jose balandin autor blog instituto emprende

Instituto Emprende

En este artículo que te invitamos a leer hoy, hablaremos de todo el poder del Storytelling para crear historias y vender más en nuestra empresa a través de estas. Narrar hechos para comunicar un mensaje cada vez es más popular y es algo que puedes aprovechar para aumentar las ventas de tu negocio.

Si te das cuenta, estamos escuchando historias a diario, ya sea en publicidad, en nuestro día a día, etc. Para usar esto en nuestro beneficio, tendremos que encontrar temas que le interesen a tu público objetivo y contar una historia que les motive y, sobre todo, que no les resulte increíble.

Aunque de una manera más genérica, ya os hablamos hace tiempo de esta técnica y puedes refrescar tu memoria en el siguiente enlace: Qué es el Story Telling y cómo incluirlo en tu estrategia de Marketing.

Y recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

¿Qué se consigue contando historias?

Las historias inspiran y crean sentimientos ante los que las escuchan. Las primeras enseñanzas de la humanidad, llegaron a través de historias, que se iban pasando de padres a hijos. Historias populares que conocemos de toda la vida y que no solo existen en nuestro territorio, sino que traspasaron fronteras.

objetivos de contar historias

Era la forma que se tenía de educar y de que un mensaje se quedara en la memoria de todos. Motivar, perdurar, educar, eran el objetivo de estas historias y también el que buscamos hoy día al tomar su ejemplo.

Es cierto que hay cierto debate con respecto al uso de ciertos problemas sociales para conseguir fines comerciales. Esto no frena a muchas marcas que muestran su preocupación y se abanderan contra el machismo, el racismo, etc. En nuestra opinión, no hay que ser tan radicales, porque toda ayuda es importante a la hora de erradicar problemáticas como esta.

En definitiva, con las historias vamos a conseguir emocionar, motivar, crear un sentimiento de comunidad a través de la narración de una historia, en la que hay un protagonista, un nudo y un desenlace.

Partes del Storytelling

Como en toda narrativa, nuestra historia tiene que tener un planteamiento claro, y ya os lo hemos adelantado al final del párrafo anterior. Si has recibido alguna lección de escritura creativa, o recuerdas esas clases de lengua y literatura del instituto, esto te sonará muchísimo.

Protagonista

Como es de esperar, toda historia debe contar con un protagonista, esa persona con la que tu audiencia se debería identificar. Puedes ser tú mismo (contando tu historia), un cliente (narrando un caso de éxito) o un colectivo (mujeres, hombres, niños, etc.).

Debe tratarse de alguien con quién tu público objetivo se pueda sentir identificado, es por eso que uno de los primeros pasos que tendremos que dar es el de conocer a nuestro cliente ideal.

Conflicto (nudo)

El nudo, o la narración del conflicto, es esa parte en la que nos encontramos con una situación, generalmente negativa, de la que el protagonista debe encontrar la salida. Esto debe adaptarse según el protagonista, es decir: si estamos contando un caso de éxito de un cliente, su conflicto podría ser su situación anterior a la llegada de nuestro producto o servicio.

Desenlace

El desenlace, o final, no tiene por qué ser un típico: “Vivieron felices y comieron perdices” ya que, en ocasiones, también se narran historias de fracasos, que son una gran forma de vender, ya que el cliente conocerá qué pasa si no pone remedio a su problema.

Ejemplo de esto son las típicas campañas contra el consumo de drogas o alcohol, donde nos cuentan, a menudo con crudeza, las consecuencias de estos actos.

Cómo crear buenas historias para vender

hacer historias atractivas

En este breve aparatado, os vamos a dar una serie de requisitos que debe cumplir tu historia para que esta sea considerada buena por el gran público.

  • Entretenida: si no eres capaz de enganchar al lector, lo mejor es que lo dejes estar. Añade dinamismo, no te centres en hablar solo de ti e introduce elementos que causen intriga al lector.
  • Instructiva: tu historia, además, debe tener una parte de enseñanza, lo que sería la moraleja en las fábulas.
  • Universal: nuestra historia no debe centrarse a un solo público, sino que debe ser capaz de llegar a cualquier persona y tocar sus emociones.
  • Estructurada: ya antes te hemos enseñado cómo estructurar tu historia, así que solo falta que lo lleves a la práctica.
  • Memorable: da igual cómo lo consigas, si a través de la risa o del llanto, pero lo importante es que tu historia se quede en la mente del lector, incluso cuando hayan pasado los días.

Pasos para crear tu Storytelling

En el proceso para crear tu historia dentro de esta estrategia de Storytelling, tenemos una serie de pasos a dar y los vamos a ver uno a uno en las siguientes líneas.

Define tu audiencia

No queremos repetirnos mucho en esto, pero ya sabéis que es un paso muy importante antes de emprender cualquier acción de marketing. Se trata de saber cuál es tu público objetivo, que les motiva y encontrar el lenguaje ideal para dirigirte a ellos.

Te dejamos este artículo en el que os hablamos de Cómo definir a tu Cliente Ideal o Buyer Persona.

Establece el mensaje principal

El mensaje principal o la moraleja que queremos transmitir con nuestra historia será importante tenerlo definido desde el principio.

¿Qué tipo de historia quiere contar?

Existen diferentes tipos de historias, según el objetivo que tengan. Por ejemplo, tenemos historias que nos ayudarán a incitar a la acción de nuestro público, que son las que empujan al lector a que haga un acción.

Otro tipo son las que sirven para dar a conocer tu marca personal. Suelen ser historias interesantes, motivadoras, que te acercan a tu público. Por otra parte, con las historias podemos transmitir valores, esta son historias que hablan de situaciones y emociones conocidas por el lector y que las pueden aplicar a su propia historia.

No son las únicas, ya que hay otras que nos ayudan a compartir conocimientos o a fomentar la comunidad y colaboración entre personas de nuestro sector.

Incluye tu CTA (Llamada a la acción)

Sea cual sea tu objetivo final, está claro que estamos buscando que el lector finalmente haga algo, ya sea que compre, que se suscriba a una newsletter, que se suscriba a un curso, etc. Para ello, tendremos que incluir una línea con esa llamada a la acción que les lleve al objetivo que nos habíamos propuesto.

 

Con esto ya tendrías todo lo necesario para comenzar a trabajar esta incipiente técnica de Marketing Digital que nos ofrece el poder del Storytelling para crear historias.

¡Y no te olvides! Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad