fbpx

Cómo vencer el miedo a hablar a cámara

jose balandin autor blog instituto emprende

Instituto Emprende

Hoy vamos a enseñarte cómo vencer el miedo a hablar a cámara. Para ello vamos a emprezar desde el principio: ¿Conoces el término “Glosofobia“?

La glosofobia es el miedo a hablar en público, algo más habitual de lo que nos imaginamos.

No solo existe ese miedo o ansiedad a la hora de hablar en público, hay quien va más allá y también experimenta ese miedo cuando tiene una cámara delante.

Tener un miedo es algo natural pero no tenemos que aprender a convivir con él, sino afrontarlo y conseguir superarlo.

Más si te mueves en un mundo como el de las redes sociales, blogger o tienes un negocio digital.

Cada vez son más personas las que usan los vídeos como recursos en sus landing pages ya que la conversión de ese tipo de páginas de ventas acompañadas de material videográfico es muchísimo mayor.

En este post vamos a trabajar para daros algunas pautas con las que poder acabar con ese miedo al hablar el público y al enfrentarte a una cámara.

Pero si prefieres empezar simplemente grabando la voz, también tenemos un artículo donde te enseñamos ¿Qué es un podcast y para qué sirve?

Y recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende

grabar para youtube

Por qué debes incluir vídeos en tu estrategia de Marketing Digital

Antes de entrar de lleno a esas pautas que te ayudarán a soltarte en público y a no temer a hablar delante de una cámara, queremos que veas los beneficios que puedes encontrar en tu proyecto si te decides por incluir vídeos.

  • Incluir un vídeo propio en el que hables cara a cara a tu futuro cliente es un elemento que hace que te diferencies de tus competidores que aún no se atreven a hacerlo.
  • La conexión que creas con la audiencia es mucho mayor. Cuando los usuarios te ponen cara y voz, te hace más cercano a ellos y les hace creer que te conocen.
  • El vídeo tiene otra gran función y es que la gente tiende a dar credibilidad a todo lo que ve en vídeos. Esto te llevará a posicionarte como experto en tu sector.
  • Hablando de posicionarnos, no hay que olvidar que Google también premia este trabajo extra si introduces vídeos en tu blog, landing page, etc con lo que tu página aparecerá mejor posicionada en Google y tendrá mejor SEO.
  • El CTR es otro de los elementos que suben de manera exponencial cuando incluimos los vídeos en la estrategia de marketing.
  • Puede ser un recurso genial para añadirlo en un infoproducto y que te ayude muchísimo a venderlo.

Cómo perder el miedo a hablar ante las cámaras

Hay una cosa que debe quedar muy clara desde el principio y es que si experimentas este miedo o fobia, no podemos dejar nada a la improvisación por más que queramos.

El principal consejo que te vamos a dar es que prepares bien tus vídeos, al igual que lo harías con un post escrito.

La solución es sencilla, hacer un guión para estructurar el tema del que vas a hablar para saber cuándo decir cada cosa.

Una estructura sencilla sería la de:

  1. Presentación
  2. Tema
  3. Despedida

Es muy fácil de seguir ya que al principio basta con saludar, contar quién eres y promocionar tus otras redes o tu página web.

Luego tendremos que desarrollar el tema apoyándonos en nuestro guión.

Finalmente, vamos a despedirnos y pedir que se comparta el vídeo, alentar al engagement, y añadir una llamada a la acción como la visita a tu web o similar.

Hay muchos tipos de guiones pero las dos estrategias más comunes son las del guión abierto y el guión cerrado.

  • EL GUIÓN ABIERTO: es el que solo haces un esquema de la estructura para tener claro el tema que vas a abordar en cada momento y las palabras van saliendo solas.
  • EL GUIÓN CERRADO: es escribir literalmente todo lo que vas a decir durante el vídeo. Este podría ser el ideal para todos aquellos con problemas al enfrentarse a una cámara.

Hay varios elementos más que deberíamos tener en cuenta a la hora de estructurar nuestro discurso.

Lo primero, será sintetizar lo máximo posible nuestras intervenciones. Para ello lo ideal es usar frases cortas y sencillas.

Algo que suele ayudar al ritmo del vídeo y conseguir que la audiencia no se pierda es hacer resúmenes o ir enumerando cada cosa que vamos a explicar.

Grabar cámara

Consejos para ponernos delante de una cámara

Ya has preparado tu guión, sabes lo que tienes que decir pero llega la parte más difícil de todas, situarnos frente a la cámara.

No esperes un resultado espectacular a la primera, cuenta con el error y céntrate en ir mejorando poco a poco. Utiliza estos consejos para que todo vaya mucho mejor y logres vencer ese pánico a la cámara.

  • Relájate y no estés tenso

Somos conscientes de que te va a costar darle al botón de play de lo nervioso que estarás antes de comenzar el vídeo.

Esto es algo que debemos intentar evitar porque se nota mucho cuando alguien está tenso e inseguro.

Para ayudarte en este aspecto, te recomendamos que comiences grabando los vídeos solo, lo que menos necesitas es expectación.

Ten cerca la botella de agua porque la vas a necesitar. En este estado de tensión y nervios, se nos seca la boca con mayor constancia y tenemos que hidratarnos para que esto no se note en el vídeo.

No tengas miedo a parar el vídeo para tomarte un tiempo para relajarte y hacer estiramientos que te ayuden a liberar la tensión.

Nuestro último consejo en este aspecto es que si ves que no está saliendo como quieres, para de grabar e inténtalo más tarde. Seguir forzando no te ayudará en nada y el estrés y los nervios no harán más que aumentar.

  • Haz pruebas para el encuadre

Tienes que encontrar el encuadre perfecto, con el que te sientas más cómodo y que a la vez deje ver una imagen armoniosa y agradable.

El encuadre es todo lo que va a captar la cámara y tendremos que tener en cuenta diversos aspectos como si quieres estar de pie o tener un plano medio, dejar aire entre tu cabeza y la zona superior del encuadre, o el fondo que tendrá nuestro vídeo.

  • Cuida el lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal nos delata y muchas personas tienden a mover las manos mucho mientras están hablando. Esto es otro síntoma de nerviosismo y tensión que debemos ocultar al espectador.

Utiliza algún recurso para que esto no ocurra como una mesa, en la que puedes apoyar los codos y limitar mucho más el movimiento de brazos.

Si estás sentado, también puedes dejar las manos apoyadas sobre las piernas, aunque tampoco es conveniente que te quedes así durante todo el vídeo.

  • ¿Dónde tengo que mirar?

Al iniciar tu carrera en el mundo de los vídeos, una de las cosas que más nos cuesta es mirar a la cámara todo el rato.

Es lo que debemos hacer, es como si la cámara fueran los cientos, miles y millones de ojos a los que puede llegar tu mensaje.

Para que te acostumbres a ello, hay algunos truquitos que te vamos a comentar para que no pierdas la concentración y empieces a mirar para todas partes.

  • Pon a un acompañante tras la cámara. Será mucho más sencillo mirar a un objetivo humano y hablar con él.
  • Esto no es compatible con lo que os hemos dicho antes de hablar por eso en ocasiones se opta por poner un monigote tras la cámara.
  • Si lo del monigote te parece demasiado, ¿Qué tal un telepromter? Así tienes tu guión pasando mientras miras a cámara.
  • Haz secuencias cortas y luego haz el montaje del vídeo. Contra más hables, más fácil será que desvíes la mirada.

Fuera vergüenzas y trabas

Nos gustaría acabar este post lanzando un mensaje de ánimo a todas aquellas personas que se dejan vencer por la vergüenza y los miedos.

Piensa en todo lo que puedes estar perdiendo en tu negocio por no sacar el valor suficiente y enfrentarte a algo tan insignificante como una cámara inerte.

Sabemos que en muchas ocasiones, lo que más echa atrás a una persona es la no aceptación de su propia imagen o voz.

Esto no es un concurso de belleza, no tienes que ser el más guapo o la más guapa, y la gente lo sabe. Si han llegado hasta tu vídeo es porque les importa tu contenido, lo que les tienes que contar y no tu físico.

Con la voz pasa exactamente igual y es que nadie sabe cómo escuchan los demás su voz hasta que no se oye en una grabación.

Normalmente casi todo el mundo que escucha su propia voz suele no gustarle. Y como te escuchas una voz rara empiezan las trabas y el miedo y la vergüenza se apoderan de ti.

Quítate todos esos pensamientos de la cabeza, acepta como eres, con tus cosas buenas y las no tan buenas y lánzate al vacío para ganar en conversión y ventas. De verdad que tienes muchísimo más que ganar, que perder y merecerá totalmente la pena.

¡Y No te olvides! Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

2 Comentarios

  1. Tony

    Me encanta todo lo que enseñan es útil, práctico y de uso inmediato. Son mis gurús, gracias!

    Responder
  2. Rosa Estrella

    Excelentes consejos, soy una de las que tiene mucho miedo a la cámara y no me gusta mi voz, hago varios videos y no los subo porque me autocritico. Gracias por tus consejos los pondré en práctica

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

PRUEBA GRATIS NUESTROS CURSOS

has click en el boton para obtener tu prueba gratis
CLIC AQUÍ >
jose
close-link
¿CÓNOCES CLUB EMPRENDE?
HAZ CLIC AQUÍ >
close-image