fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Inicio
  3. Océano Azul y Océano Rojo

Océano Azul y Océano Rojo

Desde la escuela de negocios INSEAD, dos de sus profesores, W. Chan Kim y Renée Mauborge, nos llegan las estrategias del océano azul y océano rojo. La existencia de estos océanos no es algo que se acabe de inventar, ya se conocía y formaba parte de la vida de las empresas, solo que ahora se le ha otorgado un nombre.

El océano rojo representa a los mercados saturados de competencia, mientras que el océano azul es esa parte que abre nuevos mercados y el objetivo es esquivar la competencia. Como ves, dos puntos contrapuestos que siempre van a existir, aunque seguramente los océanos azules sean los encargados de impulsar el crecimiento. Pero no vamos a seguir adelantando acontecimientos, porque todo esto lo descubrirás leyendo el post al completo.

También te puede resultar interesante el artículo en el que os comentamos Por qué es importante encontrar tu nicho de mercado.

Y recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

¿Qué es el Océano Rojo y el Océano Azul?

El océano Rojo y el Océano azul son estrategias, maneras diferentes para actuar dentro de mercados competitivos y nos sirve para saber cómo se crea nueva demanda a través de buenas ideas.

que es océano azul y océano rojo

El océano rojo, por su parte, es la descripción de la alta competencia, un lugar donde tienes que ir arrebatando los clientes al resto de empresas, ya sea rebajando precios o mejorando la calidad. El océano azul tiene como punto de salida el océano rojo para llegar a aguas desconocidas, donde tendrán que implementar ideas nuevas. Es por eso que en el océano rojo existe la regla de la competencia, mientras que en el azul la competencia no existe.

Nuestro viaje hacia el Océano azul, parte desde el océano rojo, tenemos que usar la imaginación para salir de allí. Es un lugar idílico, en el que no se lucha por mantenerse sino que se disfruta de la estancia y se crece rápidamente. El océano azul no ofrece lo que ahora mismo se está demandando, sino algo aún mejor. El océano rojo es el sector de las ideas usadas, de los productos conocidos, definidos y aceptados. Conforme se va llenando de competidores, la ganancia baja y la lucha se vuelve cada vez más feroz.

El Océano azul es ese espacio virgen, no explorado y con altas perspectivas de valor para los que llegan hasta él. Representa todo lo que podría ser, lo que se desconoce. En sus aguas, la demanda no está, se crea.

Estrategias del Océano Rojo y del Océano Azul

estrategias océano azul y océano rojo

Veamos en qué consisten las estrategias de cada uno de estos dos océanos que estamos conociendo en este artículo, el Océano Rojo y el Océano Azul.

Estrategias Océano Rojo

Empecemos por esas estrategias que tendremos que llevar a cabo si nos situamos dentro del Océano Rojo.

  • Competir en un espacio ya existente del mercado
  • Explotar la demanda existente en dicho mercado
  • Retar a la competencia
  • Elegir entre el valor o el coste
  • Crear todas las ideas dentro del sistema de una empresa con la decisión de la diferenciación o del bajo coste.

Estrategias Océano Azul

Es el turno del Océano Azul, el mar inexplorado en el que tendremos que efectuar estrategias totalmente opuestas a las que hemos visto en su adversario.

  • Crear dentro del mercado un espacio sin competencia
  • Convertir a la competencia en algo que no es importante
  • Crear y captar demanda nueva
  • Romper con la dualidad del valor o el coste.
  • Crear todas las ideas dentro del sistema de una empresa con el fin de conseguir la diferenciación y el bajo coste.

Principios del Océano Azul

El océano rojo quizás sea el más conocido por todos, esa demanda que ha sido ya satisfecha y que nuevas empresas llegan a ese nicho de mercado para intentar hacerse un hueco, ya sea bajando precios o mejorando calidades. El océano azul es algo más desconocido, ese lugar para los innovadores y hoy os vamos a comentar sus principios.

Reconstruye las fronteras del mercado

Debemos buscar océanos azules allí donde la competencia no tenga presencia como, por ejemplo: industrias que creen alternativas a sus productos, entre los usuarios (en lugar de entre compradores), en los servicios complementarios, en el atractivo emocional o funcional, o más allá del tiempo, adelantándonos a las tendencias.

Hay muchas empresas que optaron por esta opción como Netjets, fundador de la empresa de aviones, que buscó mercados alternativos y llenó el hueco que había entre tener un jet privado y viajar en clase preferente. Home Depot también lo hizo al ofrecer consejos de un decorador profesional, a un precio más bajo que el resto de las ferreterías. O Swatch, que cambió el reloj económico y funcional por una declaración más moderna y guiada por emociones.

No te centres en los números, sino en la imagen general.

En la estrategia del Océano Azul, tanto Kim como Mauborgne nos describen la manera de realizar un tapiz estratégico, en lugar de perder tanto tiempo con hojas de cálculos, presupuestos y demás temas numéricos.

Profundiza más allá de la demanda existente

Profundizar significa ir más allá y no solo centrarse en los clientes. Lo veremos mejor con el caso de éxito de Callway Golf, empresa que investigó y se encontró con que mucha gente no jugaba al golf porque les resultaba muy difícil el golpear la bola con el palo. La empresa fue más allá en esa brecha que acababan de abrir y lo que hicieron fue diseñar un palo con la cabeza más grande, para que así fuera más fácil el golpeo.

Lo que, básicamente, hicieron, fue crear una secuencia estratégica correcta. Construyeron la estrategia en el buen orden: cuando la respuesta es negativa, tendremos que replantear de nuevo la pregunta.

Utilidad

Siempre tienes que fijarte en la utilidad que tu servicio o producto va a tener. Volvemos al tema preguntas, ¿Ofrece tu idea de negocio alguna utilidad nunca vista para el comprador? Y con utilidad no nos referimos a tecnología, sino que de verdad sea útil para quién lo adquiera.

Precio

Que el precio sea asequible para los compradores es primordial a la hora de llevar a cabo tu idea. En ocasiones, los lanzamientos de innovación van acompañados de precios bastante altos y luego van bajando (lo que se conoce como la estrategia de desnatado). En la estrategia de océano azul esto no funciona así, ya que una de nuestras metas será establecer rápidamente el precio correcto que conseguirá atraer en masa a los compradores potenciales. Vender mucho genera mejor rendimiento de lo que lo hacía antes, ya que para muchos compradores el valor de un producto está ligado al total de gente que lo usa.

Con esto acabamos este artículo en el que os hemos querido hablar del océano azul y del océano rojo, dos estrategias que cada vez se están conociendo más.

No todo es tan idílico, en el Océano Azul también encontramos impedimentos, ya que las empresas están más acostumbradas a competir que a crear nueva demanda. Por su parte, los consumidores siempre suelen pedir lo que ya conocen pero a un precio más bajo. Es por eso que para crear demanda fersca vamos a tener que sacar el foco competidor, buscar alternativas y a los que no consumen hoy día.

¡Y no te olvides! Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

 

 

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…