fbpx

¿Estás marcando OBJETIVOS REALISTAS en tu negocio?

jose balandin autor blog instituto emprende

Instituto Emprende

En este nuevo post queremos tratar uno de los temas que más afectan a la mayoría de emprendedores. Un mal bastante extendido en el que nos vemos envuelto y que nos hace preguntarnos: ¿Estás marcando objetivos realistas en tu negocio?

Os contaremos cómo lo hacemos nosotros, para organizarnos en los tres proyectos principales que manejamos: Instituto Emprende, Cocina Casera y el nuevo proyecto de nómada digital, que es nuestra furgoneta camper,.

Lo que nos pasa a mucha gente, entre la que nos incluimos, es que pecamos de ponernos muchos objetivos y luego no cumplirlos.

Con esto lo único que conseguimos es frustrarnos, forzarnos a trabajar más y más horas, haciendo que perdamos nuestra jornada laboral, añadiendo horas de trabajo y acabar agotados.

Antes de entrar en materia, hazte la pregunta. Piensa si estás marcando objetivos realistas en tu negocio, y sea cual sea la respuesta elegida, continúa leyendo para ver si estás en lo cierto.

Aprovechando que hoy venimos a hablar de emprendimiento puro y duro, os dejamos el post en el que os hablamos de Las Ventajas de Emprender.

Y permítenos que te recordemos que tienes disponibles, de manera gratuita, la prueba para nuestros cursos de emprendimiento y marketing digital: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

Marcar pocos objetivos y que sean realistas

Como comentábamos en el inicio, tan malo es ponerse objetivos poco realistas como ponerse demasiados.

marcar objetivos

Es ahí donde entra nuestra cabeza, el pararnos a pensar y no querer tenerlo todo en este preciso instante, porque al final ni vamos a conseguir alcanzarlo en el momento que queremos y, muy probablemente, lo acabemos abandonando.

Piensa que merece mucho más la pena alargar ese objetivo pero llegar a él que nunca terminar de trazar el camino.

La mayoría por aquí conoceréis los inicios de José Balandín e Instituto Emprende, lo podéis leer por aquí: Inicios Instituto Emprende.

Marcando objetivos en el Inicio de mi Emprendimiento

Un breve resumen, todo esto se cuece mientras su fundador, José Balandín, estaba trabajando en un bufete de abogados, mientras alternaba esto con sus proyectos de emprendimiento.

Llegó el momento en el que, tras algún que otro fracaso, consigue triunfar con el proyecto de Cocina Casera, hasta el punto de que ganaba más en él que en su trabajo de abogado.

Así es como decide lanzarse a la piscina y abandonar ese trabajo “fijo” convencional por el emprendimiento. Esto le llevó a probar en otros proyectos, entre los que nace Instituto Emprende.

El haber tomado esa decisión, hizo que, para demostrar a todo el mundo que podía vivir de ello y que había tomado la elección acertada, empezara a exigirme más y más.

Estaba trabajando más horas en esos momentos que en ese trabajo fijo que había decidido abandonar.

Cuando decidimos emprender, nuestro objetivo debería ser vivir mejor de lo que estaríamos en el ambiente tradicional, en lo clásico.

Si trabajas para ti, al final se trata de tener libertad de organización, de movimientos, de horarios, trabajar cómo y cuándo te de la gana.

Y, sobre todo, marcarte objetivos para ganar más dinero, ingresar más, y vivir mejor o conformarte con un sueldo, o lo que te apetezca.

No dejes que el exceso de objetivos interceda en tu vida personal

Es importante hacer una reflexión y ver cuánto estamos trabajando en comparación con el tiempo libre que nos queda.

Al final todo este estrés que se genera y la poca felicidad que nos aportará estar en esta situación, también puede afectar a la gente que está a tu alrededor.

Comenzarás a dejar de ver a tus amistades, a salir menos con tu pareja, a quedar menos con la familia. También sacrificarás el estar en eventos importantes por tener que trabajar y te vas a perder muchos momentos que no deberías.

Te vas a perder muchas cosas, vas a dejar de lado las cosas más valiosas de la vida y finalmente te vas a arrepentir.

Porque lo hemos vivido y sabemos que realmente no merece la pena.

La solución es buscar un equilibrio, entre emprender y buscar nuestro sueño pero sin perder libertad, calidad de vida o renunciar a momentos importantes en los que no podemos faltar.

La jornada de 5 horas

Hemos llegado a un punto en el que hemos conseguido organizarnos para solo trabajar cinco horas.

No se tratan de 5 horas a una alta intensidad, sino a una intensidad de trabajo bastante normal y soportable sin agobios ni estrés.

Para que conozcáis en profundidad cómo llegamos a este punto, está bien explicado en Club Emprende, que te dejo el enlace por aquí: Únete a Club Emprende.

club emprende

Para los que no lo sepáis, Club Emprende es una membresía dónde subimos un montón de formación y os explicamos cosas como: cómo hacer facturas, curso de SEO, cómo planificar vuestra facturación, cómo crear Stories creativos, etc.

Como os decía, al final conseguimos llegar a esta jornada reducida en la cual nos sentimos igual de productivos que antes.

Porque al final contra más trabajas, más objetivos acabas poniéndote. Seguro te ha pasado que mientras trabajas te llegan nuevas ideas.

Esas ideas no dejan de ser objetivos en los que para llevarlas a cabo tendrás que ejecutar unas tareas y deberás repartirlas para que todo salga como realmente quieres.

Trabajar está muy bien pero debes aprender cuando parar. De esta forma no te seguirás cargando y te obligarás a trabajar más horas.

Fíjate objetivos, cúmplelos y para

Nuestra fórmula sería esta, la de fijarte los objetivos, cumplirlos y luego parar para tomarte el descanso que necesitas.

A fin de cuentas, lo que ganamos con una jornada laboral reducida es tiempo. Tiempo que empleamos en seguir formándonos, en actividades de ocio y en ganar felicidad.

La rueda se alimenta porque trabajas, también tienes tiempo para ser feliz, y te sigues formando, con lo que sigues creciendo para ser mejor.

Al inicio del emprendimiento es entendible que haya que echar más horas para sacar el proyecto adelante. Lo que queremos que entendáis es que no lo podemos convertir en un hábito.

fijar objetivos

Trabaja, sin dejar de lado todo lo que os hemos comentado, y con el objetivo de que a corto plazo iremos reduciendo esas horas para ir ganando en calidad de vida.

Conclusiones

Desde aquí os invitamos a que llevéis a cabo estas pautas, a que probéis a administraros de forma diferente, a no tener tantas exigencias en uno mismo y que seamos más realistas.

Cuando tus objetivos son pocos y realistas, los irás consiguiendo y eso te dará un chute de ánimos que vais a notar enormemente en vuestro estado emocional.

Nos gustaría saber si os gustan los post así, más reflexivos y no tan educativos porque creemos que también son necesarios.

Es necesario pararse a pensar, a analizar la situación que estamos viviendo, si estamos yendo por el buen camino o si deberíamos empezar a recalcular nuestra ruta.

Y tú, ¿Estás marcando objetivos realistas en tu negocio?

Si estas líneas te han servido para reflexionar, nos encantaría leerte en la zona de comentarios y también que compartáis vuestros trucos para no sobrecargaros ni poneros objetivos difíciles de alcanzar.

Recuerda que nuestros cursos están abiertos para ser probados de manera gratuita y que puedas conocer de primera mano si están hechos para ti: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

 

 

 

 

 

 

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…