fbpx
  1. Instituto Emprende
  2. Desarrollo Personal
  3. ¿Qué es Procrastinar?: Trucos para Tomar Acción Hoy

¿Qué es Procrastinar?: Trucos para Tomar Acción Hoy

Procrastinar es algo que seguramente haces con frecuencia pero que no sabes que tiene un nombre. Si somos rigurosos y nos regimos por la definición que nos ofrece la RAE, podemos determinar que procrastinar significa diferir, aplazar.

Como nos gusta que todo quede bien claro, seguro que haciendo uso de este famoso refrán español sabrás mejor de lo que estamos hablando: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Procrastinar es exactamente esto, aplazar una actividad ya sea por desidia o porque te genera agobio o estrés pensar en esa tarea.

Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende

No nos queremos adelantar más así que os dejamos con el artículo al completo, en el que os queremos ayudar a encontrar las causas por las cuales solemos procrastinar, además de proporcionaros algunas ideas y estrategias para empezar a ser más productivos y dejar atrás la procrastinación.

Y si quieres seguir aprendiendo sobre técnicas de productividad no te pierdas nuestro artículo en el que te explicamos:

4 Apps para Gestionar Mejor tu Tiempo

Qué es Procrastinar

Después de leer la introducción, ya te habrá quedado clara cual es la idea a la que nos referimos cuando usamos el verbo procrastinar y seguramente ya tengas en mente las muchas veces que procrastinas en algunas tareas.

Procrastinar podría verse como una forma de evitar las tareas más relevantes y para sentirnos un poco mejor, nos centramos en actividades que no son de tanta importancia. Además, casi todos cuando tendemos a procrastinar lo hacemos con el pensamiento de que en el futuro tendremos más tiempo para hacernos cargo de esa tarea. Idealizamos nuestra propia productividad en un futuro y terminamos aparcando las tareas hasta el último momento.

Seguro que esto te suena porque, el que más o el que menos, ha entregado un trabajo en su época de estudiante en el último segundo. Si tienes tu propia empresa, seguro que has tenido que hacer frente al papeleo y has alargado el momento de encargarte de ello lo máximo posible.

Cuando esto es un caso aislado, la procrastinación no es un gran problema, pero puede tornarse en uno muy serio si lo tomamos como algo habitual. Es por eso, que queremos abrirte los ojos y darte algunas pautas para abandonar este mal hábito que nos impide ser todo lo productivo que podríamos ser.

Chica aburrida

Causas de la Procrastinación

Hay muchas causas que te pueden llevar a procrastinar pero por nuestra experiencia personal, creemos que las que son más comunes y nos llevan a posponer nuestras tareas y proyectos son:

  •  Enfrentarte a tareas complejas. La dificultad suele ser un detonante para dejarla a un lado e ir a algo más fácil. También pasa con las actividades poco definidas o que no terminas de comprender, eso te lleva a no saber por dónde empezar.
  • El perfeccionismo es otra barrera que nos lleva a postergar una actividad. El temor a no estar a la altura y no acabar la tarea tan bien como te gustaria, puede llevarte a procrastinar.
  • La pereza es otra gran aliada de la procrastinación. Cuando no te gusta una tarea, es más fácil que la abandones y la sustituyas por otras actividades más divertidas como ver la televisión o perder el tiempo en tus redes sociales.

Como ves, a veces el ser muy exigentes con uno mismo puede llevarnos a adquirir el hábito de procrastinar. Permítete fallar como cualquier otra persona y verás como habrá avances en este sentido.

Ideas para ser más productivo y no procrastinar

Ha llegado el momento de compartir con vosotros nuestras ideas para ser más productivos y dejar a un lado la procrastinación. Estamos convencidos de que los resultados no son de un día para otro pero al tomar algunos de estos hábitos, verás cómo comenzarás a sentirte mucho mejor contigo mismo por ser más útil en tu trabajo.

Fechas límites:

Antes os hemos hablado de dejar todo para el último momento pero qué pasa si no tienes una obligación de entregar algo en un tiempo determinado. Es por eso que sentimos importante el establecerte tú mismo fechas límite y si puedes hacerlo de manera oficial mucho mejor. Estamos hablando quizás de que quieres lanzar un nuevo proyecto pero no dejas de postergarlo. Te invitamos a que lo anuncies e incluso a que le pongas fecha al lanzamiento para así obligarte de alguna forma a tenerlo listo a tiempo.

Programa tu horario:

Tiene sentido que si te recomendamos ponerte fechas límites, también te aconsejamos asignarte un horario laboral, de forma que tengamos una hora límite para terminar nuestra jornada.

Marca tareas importantes:

Como hemos dicho anteriormente, la dificultad de una tarea puede llevarnos a la procrastinación y para evitarlo, lo ideal sería dedicarle unos cincuenta minutos y luego descansar. Pasado el tiempo de descanso, decides si quieres continuar con la actividad o si pasas a la siguiente. Empezar es la primera barrera que tenemos que derribar.

Escucha Podcasts:

Cuando os hablamos de los podcasts en el blog, una de las cualidades que le atribuimos era la de que era una actividad que podía intercalarse con otra. Escuchar podcasts mientras cocinas, mientras practica deporte o cuando vas en el coche, nos ayudará a hacer este tipo de tareas mucho más apetecibles y encima a la vez iremos aprendiendo sobre cualquier temática que nos venga bien para nuestros proyectos.

Planifica la noche antes:

Toma un folio en blanco, una agenda o lo que quieras y piensa las tareas que deberías abarcar a la mañana siguiente. Tener una planificación es clave y una vez lo conviertas en un hábito verás como avanzas en productividad.

Revisa tus objetivos:

No basta con marcarte objetivos, también hay que revisarlos a diario para ver en qué punto estamos para conseguirlos.

Prémiate:

Parece una tontería pero todas las personas solemos reaccionar a los estímulos. Marcarte recompensas que te resulten gratificantes cuando alcances el resultado deseado puede ser una buena manera de luchar contra la procrastinación.

artista trabajando

Estrategias para dejar de Procrastinar

Existen una serie de estrategias que vienen muy bien para dejar de procrastinar, coger el toro por los cuernos y comenzar nuestras tareas sin tratar de posponerlas.

— La Regla de los 2 minutos de James Clear:

Este gran gurú del mundo digital, compartió con todos en su blog la regla que tiene para dejar de procrastinar y se compone de dos pasos. En primer lugar, nos insta a que si una tarea se hace en menos de dos minutos la hagamos en ese mismo momento. Enviar un mail, lavar los platos después de comer o tirar la basura son actividades que solemos postergar cuando su realización sería muy rápida.

Por otra parte, podemos utilizar esta regla para adquirir nuevos hábitos, los cuales no nos llevarán dos minutos pero si que lo podemos utilizar para empezar. Por ejemplo, si quieres adquirir el hábito de leer, puedes empezar por leer una página, lo que te puede llevar dos minutos. Con el tiempo, esto nos irá empujando a cada vez leer más y más, hasta que en vez de leer una página, nos leamos un capítulo, y de ahí al libro entero.

— Técnica Pomodoro:

Otra famosa estrategia contra la procrastinación es la técnica del pomodoro de Francesco Cirillo. Se fundamenta en la idea de dividir tu tiempo en pomodoros, que sería una jornada de unos 25 minutos. Céntrate, sin ninguna interrupción, en una tarea durante un pomodoro y haz un descanso de entre 3 y 5 minutos al finalizar. Si unes sesiones de 4 Pomodoro, podrás tomar un descanso más largo para dejar respirar al cerebro y que esté descansado al reiniciar la actividad.

— Método de la Flecha:

Este método es muy sencillo y parte de la lógica de que si afrontas tus tareas más complejas y pesadas en los primeros días de la semana, el resto de tus día serán mucho más llevaderos e irás veloz como una flecha.

—La Tabla de Eisenhower:

La tabla de Eisenhower está compuesta por dos filas y dos columnas. En las columnas se representarán las tareas que son urgentes y las no urgentes, mientras que en las filas estarán las tareas importantes y no importantes. Para decidir qué hacer con tus actividades, deberás escribirlas en el cuadrante teniendo las siguientes opciones:

  • Actividades Importantes y Urgentes: son las que deberías hacer de inmediato y no puedes permitirte procrastinar.
  • Actividades Importantes y No Urgentes: Al ser importante deberás programar un momento en el día para realizarla. Serían el segundo escalafón y deberías encargarte de ellas tras haber hecho frente a las de primera clasificación.
  • Actividades No Importantes y Urgentes: estas actividades suelen ser fácilmente delegables en otras personas si puedes permitirtelo y así ganar tiempo.
  • Actividades No Importantes y No Urgentes: cuando quieres cumplir con tus objetivos, estas actividades deberían ser la menor de tus preocupaciones.

Esto son algunos de los métodos que nos parecen muy sencillos de llevar a cabo y que nos pueden ayudar a abandonar el mal hábito de procrastinar.

Sabemos que no es una tarea sencilla porque es algo que está muy arraigado en el ser humano. Aunque lo hayamos querido enfocar al ámbito laboral, es algo que sufrimos en cualquier momento de nuestra vida como dejarnos vencer por la pereza de ir a tirar la basura y dejarlo para el día siguiente.

Es cuestión de disciplina y organización, ambas son la base de dejar atrás una vida de procrastinación y comenzar a ser más productivo en todos los aspectos de nuestra vida.

¡Y No te olvides! Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad