fbpx

Así puedes combatir la procrastinación

jose balandin autor blog instituto emprende

Jose Balandín

“PROCRASTINAR”: Si no estás familiarizado con esta palabra tan difícil de pronunciar, te explicamos brevemente de qué se trata ya que lamentablemente lo sufre todo el mundo, sin excepción.

PROCRASTINAR: “Significa posponer o aplazar tareas, deberes y responsabilidades por otras actividades que nos resultan más gratificantes pero que son irrelevantes. …
Sinónimos: Aplazar, postergar o posponer”

En este post te vamos a dar 4 Remedios para combatirla. Pero si quieres seguir profundizando en una buena organización de tu tiempo te aconsejamos que leas tambien este post sobre Cómo fijar los objetivos para tu proyecto emprendedor

Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende

CUATRO REMEDIOS PARA COMBATIR LA PROCRASTINACIÓN:

hombre agobiado

1. DIVIDIR LA TAREA EN OTRAS MÁS PEQUEÑAS

Sobre cada uno de estos remedios os vamos a poner ejemplos muy claros para que se entiendan bien.
Por ejemplo si apuntamos en la agenda “Hacer una nueva WEB” probablemente te agobies sólo de leerlo y procrastinarás.

Esto es debido a que hacerse una web es una tarea muy grande y laboriosa y te sentirás intimidado sólo de pensarlo.

Pero seguro que si lo divides en tareas más pequeñas y vas haciéndolas poco a poco, no lo procrastinarás ya que lo verás más fácilmente realizable.

Por ejemplo:
– Hacer fotos para la web.
– Pensar cuáles son las páginas que tendrá la Web.
– Pensar únicamente en los textos de la HOME.
– Etc….

2. PRIORIZAR TAREAS

Una vez que escribimos esa lista de subtareas nos puede ocurrir que volvamos a procrastinar por pura INDECISIÓN.
Por no saber por dónde empezar, o porque esa lista sea demasiado larga.

Para evitarlo hay que hacer un orden de prioridades y:
HACER PRIMERO LAS TAREAS IMPRESCINDIBLES PARA QUE LA WEB EXISTA

El resto de detalles más superfluos los dejaremos para el final. De esta manera, cuando veamos que nuestra web va avanzando y empieza a estar “decente”, nos motivará para seguir adelante y no procrastinar.

3. SER CONCRETOS Y ESPECÍFICOS

Si por ejemplo nos hemos propuesto “Hacer más ejercicio”. Se trata de una tarea tan poco concreta que es fácil que la procrastinemos.

escribiendo portatil

Sin embargo si decidimos lo siguiente será mucho más fácil:
¿Qué ejercicio vamos a hacer? Natación.
¿Dónde lo vamos a hacer? En un gimnasio que está cerca de casa.
¿Cuándo lo vamos a hacer? Los lunes y Miércoles.

4. COMIENZA EXIGIÉNDOTE MENOS

Si eres una persona que por ejemplo NO haces ejercicio pero te gustaría empezar a hacerlo. De nada servirá que de repente te propongas ir al gimnasio todos los días, porque seguramente a la semana siguiente abandonarás por las tremendas agujetas que tengas.

exigir menos

O si por ejemplo, quieres hacer dieta y comienzas con una muy estricta con la que pasas hasta hambre, a los 3 días habrás abandonado seguro.

Y esa sensación de “fracaso” o de no conseguir haber hecho lo que te has propuesto, para nada ayudará a dejar de procrastinar, sentirte bien y que logres tus objetivos.

Hagamos mejor todo lo contrario:
Es mejor comenzar poco a poco e ir incrementando el nivel de exigencia de forma gradual.

De esta manera, al exigirte menos, es muy probable que logres cumplirlo y esto te dará el subidón suficiente para no abandonar, sino todo lo contrario: ¡Te sentirás más motivado!
Y querrás hacer más y más por lo bien que te sientes habiéndolo logrado.

Si por ejemplo decides ir media orilla al gimnasio. No te dará pereza porque es sólo media hora. Sin embargo una vez estés allí, te sentirás tan bien por haber ido que seguramente acabes quedándote una hora entera.

¡Y No te olvides! Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…