fbpx

Cómo ser un buen vendedor

jose balandin autor blog instituto emprende

Instituto Emprende

Vender es un arte que requiere tanto paciencia como dinamismo y otra serie de habilidades importantes. Es algo que podemos trabajar, aunque haya gente que parece que ha nacido con un don para las ventas, pero lo cierto es que hay una serie de consejos que te vienen muy bien para aprender cómo ser un buen vendedor.

De todo lo que os vamos a hablar son características que pueden, y deben, ser desarrolladas con el tiempo, incluso para aquellos que no las poseen de manera natural. No es necesario tener miedo ni vivir de indicaciones para atraer clientes nuevos, el secreto es desarrollar cualidades correctas.

Además de este artículo, quizás te interese leer más en este otro en el que os contamos Cómo conseguir más clientes para vender más.

Y recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

Crea un proceso de ventas

Tendemos a pensar que el buen vendedor es la persona con la habilidad de convencer a cualquiera en cualquier momento, pero lo cierto es que ninguna venta ocurre por casualidad. Detrás siempre hay un proceso que necesita ser seguido. Esta es la importancia de tener un proceso de ventas bien definido y seguirlo para anticiparte al comportamiento de los clientes y la forma de actuar de aquellos interesados en la compra.

crear procesos de ventas

En este proceso se debe valorar todo el viaje del cliente, desde que conoce tu producto o servicio, hasta el cierre final de la venta.

Conviértete en un buen planificador

Seguramente tu intención no sea la de negociar con un solo cliente a la vez y es aquí cuando la capacidad de planificar se convierte en un buen aliado. La falta de esta planificación puede derivar en conflictos de agenda, tener información intercambiada, llegar a tener que cancelar una reunión y otros muchos inconvenientes nada bueno para las ventas.

Por eso ser organizado es muy importante, para hacer ver que cumples con tus compromisos de manera regular y puntual, mostrándote preparado para atender las demandas de todos los potenciales clientes con los que estés negociando.

Conoce tu producto

Es fundamental que el vendedor transmita la convicción por el producto que está vendiendo, porque demostrar que ni tú mismo sabes de lo que estás hablando, es fatal para una venta. Debes estar abierto a conocer todos los detalles del producto o servicio a vender, esencial para transmitir esa confianza a los clientes.

Poseer un conocimiento profundo sobre lo que vendes, es importante tanto para poder responder las dudas que le puedan surgir a los interesados como para poder darles consejos valiosos de los que puedan sacar provecho.

Conoce a tu cliente

Tan importante es conocer tu producto como conocer a tu cliente, entender cómo piensa y cómo actúa. Así podrás personalizar mucho mejor tu enfoque, centrándote en los puntos que más puedan interesar a las personas, logrando que así se sientan más cómodas para seguir con el proceso de compra.

conoce a tus clientes

Conocer a tu cliente es básico en toda venta y lo explicamos todo mucho mejor en este post, que te invitamos a leer, sobre Cómo definir a tu Cliente Ideal o Buyer Persona.

Usa la persuasión

La persuasión es el poder de convencer a las personas con el uso de la palabra. Hay gente que nace con ello, pero no te preocupes si no es tu caso porque también puede ser aprendido. Hay técnicas que te ayudan a ser más persuasivos para conseguir acuerdos más ventajosos.

La gente desea ser convencida, quiere encontrar aquello que logre satisfacer su necesidad y es un activo que debemos explotar.

Lleva la honestidad por bandera

La imagen del vendedor tiene tintes oscuros y es debido a las malas prácticas que se han llevado, y que muchos siguen llevando a cabo. Un estigma es el de pensar que para vender bastante hace falta engañar a los clientes y hacerles comprar más de lo que realmente necesitan. En ocasiones, hasta hacerles comprar un producto que realmente ni necesitan ni les servirá de ninguna ayuda.

lleva honestidad por bandera

No queremos que este sea tu camino a seguir y confiamos en que llevarás la honestidad por bandera, aunque eso te cueste vender algo menos. Finalmente debes quedarte con el resultado positivo, que viene a través de clientes que serán más leales e incluso podrán ayudarte a llegar a más personas por la difusión del boca a boca.

El éxito de tus clientes es tu éxito

Un vendedor trabaja por la venta, pero un buen vendedor va más allá y busca el éxito de sus clientes. La lógica es fácil, si el cliente triunfa, tú también lo haces, conforme consiga buenos resultados con tu servicio o producto, hará que siga demandándolo y que hable bien de ti a otras personas. Al crear casos de éxito, también es más fácil conseguir testimonios y pruebas sociales para tu sitio web, algo muy beneficioso en futuras negociaciones.

Nunca dejes de informarte

Hay algo claro y es que no existe una técnica de ventas infalible que funcione siempre. Aunque estés generando buenas ventas, no tienes que acomodarte porque el mercado es muy cambiante. Mantente informado sobre lo que pasa en el mercado y busca la manera de seguir siendo importante con el paso del tiempo.

Escucha

Hay muchos vendedores a los que les puede la verborrea. Comienzan a soltar su discurso y a vender el producto casi sin respirar, y lo que es más importante, sin dejar respirar la mente del cliente. Hay veces que estos vendedores consiguen las ventas por agotamiento pero no es una fuente de la que debamos beber.

Lo importante es escuchar lo que el cliente tiene que decir, las dudas que pueda plantear, los problemas que pueda encontrar y los objetivos que realmente quiere alcanzar. Tú solo escucha y luego intenta darles un contenido relevante con el que suplir todos esos interrogantes.

Mide tus esfuerzos

Nunca olvides que solo sabremos si estamos trazando un buen camino si podemos medir nuestros resultados. Es un factor clave para el progreso de tu carrera y tener en cuenta algunas métricas conseguirán que tengas una visión más real del desempeño que tienes en tu trabajo.

Encuentra esos datos que te lleven a mejorar tu tasa de conversión o como puedes ayudar de mejor manera a las personas durante el proceso de compra. Encuentra fallos que puedas corregir y seguir avanzando en esta carrera de ser un buen vendedor. Pero recuerda lo que te hemos dicho en el punto anterior, el mercado cambia y mantenerse informado es fundamental.

 

Esperamos que os hayan servido estos consejos para solucionar vuestras dudas de cómo ser un buen vendedor. Esto hay que ir trabajándolo día a día, porque por mucha madera de vendedor que tengas, siempre se puede mejorar.

¡Y no te olvides! Recuerda que puedes probar Gratis nuestros Cursos: Ir a los Cursos de Instituto Emprende.

 

¿Y tú qué opinas? ¡Déjanos aquí tus comentarios!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar…

Usamos cookies propias y terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.    Leer más
Privacidad